Melamina

Se sabe que la Melamina fue agregada a las leches infantiles con el propósito de darles mayor consistencia, y lograr que el contenido de proteínas de la leche pareciera mayor de lo que en realidad tenia. Básicamente la Melamina está constituida por tres moléculas iguales de urea, formando un heterociclo aromático que puede reaccionar con el formaldehído, dando como resultado la resina melamina-formaldehído. Esta sustancia es utilizada en la elaboración de plásticos y otro tipo de industrias en la fabricación de losa, formica, pizarras blancas y baterías de cocina, sin embargo se encuentra terminantemente prohibida en la elaboración de alimentos.

Esta sustancia utilizada como adulterante es rico en nitrógeno y muy económico, es así que la leche, al ser también una sustancia rica en nitrógeno, resulta fácilmente adulterable por esta sustancia, que por sus características logra que el valor de la proteína parezca más alto.

esto se logra siguiendo las pruebas estándar de control de calidad las cuales estiman los niveles de proteína midiendo el contenido de nitrógeno. Se sabe que la contaminación por Melamina no sólo se da a la leche en polvo, sino también en la leche líquida y algunos otros productos derivados de la leche como yogures o helados.

De este modo la Melamina es utilizada de manera ilegal en productos industriales, e incluso es agregada a la leche en polvo, como fuente de proteína, que brinda al hombre de negocios más ganancia por vender un producto adulterado, sin considerar el serio peligro que ocasiona a los consumidores de leche, en especial los infantes.

La primera alarma se dio en el año 2007, donde perros y gatos en EUA morían de repente, se encontró entonces que el alimento para mascotas provenientes de China contiene Melamina. Ademas a inicios del 2008 de dio el caso de infantes que tenían piedras en los riñones.

Cuando la Melamina es ingerida, esta tiende a mantenerse en los riñones, convirtiéndose en piedras que obstruyen las vías urinarias, provocando un dolor intenso y asimismo la persona afectada no puede orinar, pudiendo darse finalmente el caso que el riñón se inflame, y a pesar que con cirugía se puede retirar las piedras, los daños causados al riñon son de naturaleza irreversible. Esto puede traer como consecuencia perder el funcionamiento del riñón y requerir tratamiento de diálisis.

Dicha diálisis es un proceso muy complejo, que básicamente consiste en el lavado de sangre, para lo cual fiiltra toda la sangre del cuerpo en una máquina para que luego retorne al cuerpo, en un proceso que demora aproximadamente 4 horas, y ademas es necesario realizar la diálisis 1 vez cada 3 días por el resto de la vida.