Alarmante: La incidencia de pesca juvenil de Anchoveta supera ya el 50%

Conforme se viene desarrollando la segunda temporada de pesca de Anchoveta, todo indica que la decisión por parte del Ministerio de la Producción para aperturar esta temporada, no habría sido la mejor, ya que la realidad muestra que el recurso no se encuentra en el estado que se esperaba, y el hecho de haber dado luz verde para que que más de 600 embarcaciones inicien la pesca de este recurso, seria un error por parte de la entidad reguladora de este importante recurso. Tal es así que en los últimos días, PRODUCE se ha visto obligado a suspender zonas de pesca, ya que este recurso viene siendo extraído en tallas menores a la permitida.

Esta situación sin duda alguna ha causado cierta preocupación entre los sindicatos involucrados, ya que según evaluaciones de este sector, la incidencia de los juveniles ya va llegando de manera alarmante hasta el 50%, de acurdo a reportes oficiales que se emiten diariamente. Por tanto muchos ya empezaron a cuestionar la capacidad del PRODUCE para realizar un estudio eficiente sobre el real estado del recurso Anchoveta, ya que basado en el mismo es que se autorizó la segunda temporada de pesca, autorizándose un máximo de captura de 1.11 millones de toneladas de anchoveta, donde la temporada se extendería hasta el 31 de enero o hasta que se cumpla la cuota permitida.

Por su parte el PRODUCE fundamentó esta decisión en base al estudio efectuado por el IMARPE, entidad que dio a conocer el real estado de este recurso en la zona centro norte, mediante el Oficio N° DEC 100-447-2015 PRODUCE/IMP. En este documento el IMARPE informó datos sobre el stock de anchoveta presente en la zona norte centro de pesca, donde se informó que el stock de anchoveta registrado luego de una exploración acústica, hasta el 01 de noviembre era de 6,07 millones de toneladas de este recurso, por lo que mostraba supuestamente una evolución respecto al mes de septiembre donde durante el crucero realizado solo se registró un stock de solo la mitad de lo que se registro en noviembre, dando asi a conocer una evolución favorable, por lo que concluyeron que con esa cantidad de recurso presente, se podía proceder a la explotación del recurso.

Ademas los técnicos del IMARPE precisaron que el proceso de desove de esta especie se dio de manera tardía en el mes de setiembre, logrando alcanzar su máxima intensidad en el transcurso del mes de octubre, para después pasar a la siguiente etapa de desarrollo, conocida como la fase de declinación. De esta manera el ultimo informe del IMARPE indicaba que era factible aperturar la segunda temporada, sin embargo recomendaba efectuar estrictos controles de supervisión para tener en constante vigilancia todo el proceso de extracción, para de ser necesario, proceder a cerrar puertos de ser necesario.

Es aquí donde el IMARPE recomendaba que si se encontraba zonas de pesca que presenten una alta incidencia de pesca juvenil, se debería proceder a cerrar el puerto en menos de 24 horas, lo cual el Viceministro de Pesca, Juan Carlos Requejo en su momento manifestó que se ha venido haciendo como parte de un modelo dinámico de gestión pesquera, mediante el cual se garantizaba la sostenibilidad de este importante recurso. Es así que luego de iniciarse la segunda temporada, casi de inmediato el 18 de noviembre se procedió a suspender la pesca dentro de las 10 millas en Pisco, ya que en esta zona se registró hasta un 18% de presencia juvenil, es decir ejemplares menores a los 11 centímetros.

Posteriormente el 3 de diciembre, ante un reporte que indica la alta incidencia de ejemplares juveniles, la Dirección General de Supervisión y Fiscalización procedió a suspender la pesca de manera  preventiva por 48 horas en las zonas de Pacasmayo y Chicama. Pero eso no quedo allí ya que posteriormente el PRODUCE suspendió la pesca por 5 días en la zona localizada al sur de Pimentel de 10 a 40 millas mar adentro, mientras que en la zona de Malabrigo la suspensión de dio entre las coordenadas 07º30’ a 07º59’ LS, de 10 a 30 millas marinas mar adentro, y frente a la bahía independencia se suspendió entre las coordenadas 14º00’ a 14º29’ LS, de 10 a 20 millas mar adentro.

A pesar de las suspensiones efectuadas, lo preocupante es que en su comunicado el PRODUCE no indica acerca de la presencia de juveniles en otras zonas de pesca, donde según el reporte del 02 de diciembre del IMARPE, la incidencia seria de un 52% en la zona de Chicama y un 30% en Chancay, según reportes de Imarpe de la pesca del 2 de diciembre. Pero también se indicó de acuerdo aun informe emitido por Macedonio Vásquez, quien es Secretario General del Sindicato de Pescadores, que al menos un 60% de este recurso estaría en su etapa de desove, en las afueras de Pisco, por lo que señalaba que la temporada es desastrosa y literalmente se esta masacrando a este valioso recurso.

Ante esta situación el Presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Javier Castro, indicó que ya se le ha enviado una carta al Ministro de la Producción, Piero Ghezzi, manifestándole su preocupación por esta situación y exigiendo que se establezca una veda inmediata. En esta carta se le expresa al ministro la preocupación, ya que se esta poniendo en peligro la pesca del próximo año, y desmintiendo lo asegurado por el IMARPE, quienes sostenían que más del 50% del stock de anchoveta ya había pasado la etapa de desove. Asimismo se denunció la complicidad de los inspectores a bordo, ya que estos no estarían informando el real estado del recurso. Por ahora el PRODUCE solo esta realizando vedas localizadas. Lo cierto es que algunos Sindicatos de Pescadores pronto tendrán nuevas reuniones para determinar cuales serán las medidas a tomar ante la indiferencia del ministro Piero Ghezzi.

FUENTE: www.diariocorreo.pe