Norma ISO 9001

La norma ISO 9001:2008 es una norma internacional referida al sistema de gestión de la calidad, la misma que se centra en todos los elementos de administración de la calidad, los cuales son necesarios para que una empresa disponga de un sistema efectivo, el mismo que le permitirá administrar y mejorar la calidad tanto de sus productos o servicios, mediante una adecuada optimización de sus procesos productivos.

De este modo este sistema de gestión se convierte como una garantía que respalda los productos que se comercializan, logrando que los clientes muestren su preferencia por los proveedores que cuentan con esta acreditación internacional, ya que de ese modo se les garantiza que la empresa seleccionada es poseedor de un buen sistema de gestión de calidad, con la consecuente mejor calidad de los productos o servicios que ofrecen.

De este modo la norma ISO 9001 pertenece a la Organización Internacional de Estandarización - ISO, la cual tiene como objetivo principal llegar a un consenso mundial, respecto a las soluciones que de manera objetiva lleguen a cumplir con las exigencias comerciales y sociales, aplicable tanto para los clientes como para usuarios. Esta norma se cumple de forma voluntaria, debido a que la ISO al tratarse de una entidad no gubernamental, no cuenta de manera oficial con la suficiente autoridad para exigir su estricto cumplimiento.

Pero a pesar de tratarse de una norma voluntaria, los sistemas de administración de la calidad, basados según la norma ISO 9000, se han convertido en un requisito indispensable para que una empresa logre mantenerse en una posición competitiva dentro del mercado, lo cual le generara las condiciones necesarias para su crecimiento, ya que el solo hecho de contar con una acreditación de este tipo, demuestra que la organización es reconocida mundialmente por algo más de 640000 empresas alrededor del planeta.

Las empresas certificadas, cada seis meses pasan una auditoría a cargo de entidades acreditadas con el fin de asegurar el estricto cumplimiento de las condiciones exigidas por la norma ISO 9001. La ventaja de los clientes de empresas registradas, es que evitan perder tiempo y dinero para realizar el control de calidad de sus proveedores, los mismos que también se benefician ya que solo se someten a una auditoría, en vez de varias por parte de sus diferentes clientes. 

La norma ISO 9001 es adecuada para cualquier tipo de organización que busque mejorar su sistema de gestión respecto a la calidad, independientemente del tamaño o sector a la que pertenezca, constituyéndose en una atractiva inversión por las características ya mencionadas. Ademas la norma ISO 9001 se ha concebido, de modo que pueda ser compatible e integrarse perfectamente con otras normas de sistemas de gestión, como las OHSAS 18001 referida a la salud y seguridad en el trabajo y la norma ISO 14001 relacionada al medio ambiente.