Aceite de Pescado

El aceite de pescado es un subproducto que se obtiene en la elaboración de harina de pescado, siendo este un liquido de color amarillento oscuro. este producto se  obtiene luego de una serie de tratamientos del liquido procedente de las prensas, el cual es sometido a ciertas operaciones como separación y centrifugación para pasar al final por una pulidora para extraer cualquier exceso de humedad, y finalmente es almacenado en tanques para su comercialización.

Los usos del aceite de pescado son muy variados, usándose principalmente en la elaboración de piensos para peces de criadero como es el caso del salmón. Sin embargo hay que destacar que últimamente debido a las fabulosas propiedades del aceite de pescado, se viene destinando este para consumo humano directo, donde se llegan a elaborar capsulas con alto contenido de ácidos grasos Omega 3, que se utilizan como un gran suplemento para la salud humana.

Recordar que la anchoveta, que es materia prima para la elaboración de harina de pescado, es rica en aceites esenciales que son muy beneficiosos para el organismo humano, conocidos como ácidos grasos omega 3, que también se encuentra presente en otras especies como el atún, el salmón, el esturión, la anchoa, las sardinas, el arenque y la trucha. 

Estos ácidos grasos son muy importantes en el desarrollo de las función cerebrales, el crecimiento y desarrollo normal del individuo, mientras que las deficiencias puede afectar a la salud manifestándose en enfermedades cardiovasculares, artritis entre otras deficiencias. Estos ácidos grasos Omega 3 que contiene el aceite de pescado son dos: el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA).

De esta manera el aceite de pescado es utilizado para tratar una serie de enfermedades, en especial aquellas relacionadas con el corazón y el sistema circulatorio. También sirve para bajar la presión arterial o los niveles de triglicéridos, así como para prevenir las cardiopatías o derrames cerebrales. 

Asimismo el pescado es un excelente alimento para el cerebro, ya que contribuye la combatir estados de depresión, la psicosis, la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos relacionados. Ademas el aceite de pescado es idóneo para combatir la sequedad de los ojos, el glaucoma y cualquier tipo de degeneración de los ojos.

Por otro lado el aceite de pescado también se emplea para combatir cuadros de asma, diabetes, dislexia, osteoporosis, obesidad, así como para evitar la pérdida de peso provocada por el uso excesivo de algunos medicamentos que combaten el cáncer. Incluso este magnifico alimento se utiliza luego de la cirugía que involucra el desvío en las arterias coronarias, donde logra que los vasos sanguíneos intervenidos no se cierren.

El aceite de pescado también tiene una aplicación industrial, específicamente en la industria alimentaria, que requiere el uso de aceites de pescado crudos semi - refinados, refinados y fraccionados, que finalmente sirve para la producción de margarinas, grasas alimenticias, aceite hidrogenado para pastelería y ciertos aceites compuestos.

También se aplica en la industria de elaboración de concentrados alimenticios destinados a mamíferos y peces, así como en la industria farmacéutica para la producción de aceites de pescados reforzados con vitaminas; en la industria cosmética para la producción de productos de belleza; en la industria del curtido, textil y metalúrgica para la fábrica de gamuzas; en la industria química para la fabricación de pinturas, barnices, resinas  y derivados; en la industria de ceras para la fabricación de velas; en la industria de la construcción para la elaboración de masillas, impermeabilizantes; y finalmente en la industria de fabricación de jabones y detergentes.