Herbicida usado para cultivar productos transgénicos sería cancerígeno

De acuerdo a una investigación desarrollada por destacados científicos de la Organización Mundial de la Salud OMS, se concluyo de manera alarmante que el glifosato muy probablemente sea de naturaleza carcinógena y que por tanto podría afectar a los seres humanos. Lo preocupante es que este compuesto es uno de los herbicidas que mas se utiliza alrededor del mundo y se encuentra estrechamente relacionado con los cultivos de productos transgénicos, como es el cultivo de soja y maíz genéticamente modificados con el objetivo de  soportar el poder activo del glifosato, lo que al final da como resultado que todas las malas hierbas se eliminan sin afectar a este tipo de cultivos.

Recordar que previamente tanto la OMS como la Agencia de Protección Ambiental EPA ya habían calificado a este herbicida como un producto que poseía una toxicidad leve, sin embargo luego de realizar una nueva investigación, se pudo determinar que es mucho más peligroso de lo que se pensaba en un principio. Es así como investigadores especialistas acordaron reunirse en el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, que es una importante institución que trabaja en favor de la Organización Mundial de la Salud. Esta reunión tuvo como principal objetivo realizar un estudio exhaustivo y evaluar la relación que podría existir entre estos herbicidas y si estos pueden provocar el cáncer en los seres humanos, donde se pudo conocer de manera alarmante que los resultados de esta investigación concluyen que el Glifosato es un posible agente carcinógeno, conjuntamente con otros productos fitosanitarios como el Malatión y el Diazinón, que en ambos casos se trata de insecticidas organofosforados.

No olvidar que ya hubo investigaciones al respecto, donde se concluían que el glifosato resultaba muy tóxico para los seres humanos, como el estudio que se realizó en el 2009 en el Laboratorio de Embriología Molecular de la Universidad de Buenos Aires, pero en ese momento estas conclusiones carecieron de validéz, ya que no coincidían con las emitidas por la OMS y la EPA. Gracias a estas nuevas investigaciones de estos organismos, ya es posible clasificar al glifosato no solo como un herbicida de toxicidad leve, sino un herbicida que tiene la probabilidad de ser causante del cáncer.

Ante estos nuevos resultados los organismos especializados de la OMS reconocen que ya antes se habían realizado estudios al respecto con estas conclusiones, sin embargo también hacen referencia a que otras investigaciones hechas en Estados Unidos arrojaron resultados contrarios a los ahora conocidos, por lo que no se podía asegurar nada en ese momento respecto a la peligrosidad de este herbicida, ampliamente utilizado en Estados Unidos ya que es uno de los países que mas transgénicos produce.

De acuerdo a información de la OMS, se sostiene que el uso agrícola de glifosato, se ha incrementado de manera exponencial desde que se iniciaron los cultivos de este tipo de productos genéticamente modificados, por la resistencia de estos a este herbicida. Ademas este producto no solo se utiliza para la producción agrícola, sino también en zonas urbanas e incluso en los propios hogares, ya que se ha llegado a detectar la presencia de glifosato en el aire, el agua e incluso en los alimentos, lo cual implica cierto riesgo para la población en general, ya que se encuentra expuesta a este compuesto peligroso. en especial aquellos habitantes que viven cerca a los campos de cultivo donde fumigan haciendo uso de este producto.

Indicar también de que el glifosato es considerado un producto con cierta probabilidad de ser cancerígeno debido a que no existen pruebas contundentes de pruebas de carcinogenicidad en seres humanos, por lo que no se puede asegurar este efecto al cien por ciento, sin embargo existen evidencias contundentes de que llega a producir cáncer en los animales con los que si se ha llegado a experimentar. Es por eso que la OMS solo se ha limitado a elevar el nivel de alerta acerca del uso de este herbicida, pero aun no ha asegurado que sea en su totalidad una sustancia que provoca cáncer, a pesar de la relación que se ha podido demostrar entre el cáncer y glifosato, ya que aun consideran que esto podría deberse a defectos que podrían existir en estas investigaciones.

Señalar también que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer ya está considerando que exista un relación alarmante entre la exposición a este tipo de plaguicidas y el cáncer, luego de revisar al menos 44 investigaciones que se vinieron haciendo a partir de 1980. Con toda esta información recopilada, se pudo concluir que todas las personas que se encuentran expuestas al glifosato, eran doblemente propensas a sufrir algún tipo determinado de cáncer. Lo cierto es que a pesar de los antecedentes resgistrados, es la OMS la llamada a emitir un veredicto definitivo al respecto.

A raíz de todas estas investigaciones, es probable que dentro de poco los consumidores exijan a las empresas productoras de alimentos transgénicos, que identifiquen claramente en las etiquetas de que se trata de un producto de este tipo, para elegir de acuerdo a sus convicciones que tipo de producto consumir. Lo cierto es que los interesados trataran por todos los medios que esto sea regulado por la legislación de los países, ya que existen intereses millonarios de trasnacionales que facturan exorbitantes cantidades de dinero con la venta de este tipo de productos. Quizá lo mas apropiado sea que la OMS impulso el desarrollo de un estudio definitivo que permita conocer de manera definitiva si efectivamente el glifosato puede producir cáncer, en salvaguarda de la salud mundial.

Recordar que este producto fue utilizado inicialmente durante la Guerra de Vietnam, donde mezclado con otros herbicidas, se utilizaron para fumigar en la selva de Vietnam, con el fin de provocar el conocido factor naranja, que fue utilizado con la finalidad de eliminar toda aquella vegetación profunda para evitar así que el ejército vietnamita pueda esconderse en esos espesos follajes. Respecto al uso de este producto en esta zona existe muchas denuncias por los efactos nocivos que causó en la salud de la población, ya que durante esa guerra se utilizaron alrededor 12 millones de galones de este peligroso producto.